El Gobierno regional trabaja junto a instituciones y agentes sociales para erradicar las agresiones a profesionales del ámbito sanitario

cortazar datos agresiones a sanitarios

El director general de Recursos Humanos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Íñigo Cortázar, ha hecho un llamamiento a toda la sociedad, desde agentes sociales, instituciones y la ciudadanía en su conjunto, para continuar trabajando en la concienciación que permita erradicar las agresiones de cualquier tipo al personal del ámbito sanitario.

Así se ha expresado este jueves Íñigo Cortázar, durante la rueda de prensa con motivo del Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, en la que han participado la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, Natividad Laín; el secretario del Colegio de Enfermería de Toledo, Carlos Valmaseda, y el fiscal jefe provincial de Toledo, Antonio Huélamo.

Cortázar ha asegurado que “no nos podemos conformar con atenuar el problema, con descensos en el número de agresiones, sino que debemos seguir trabajando todos para erradicar las agresiones de cualquier tipo en el ámbito de la asistencia sanitaria, porque una sola agresión ya es inaceptable”.

El director general de Recursos Humanos ha apuntado también que es muy importante el trabajo de prevención de las agresiones, a través de campañas de concienciación y de educación en la tolerancia cero, pero también es necesario que los profesionales sepan y sientan el apoyo de todas las instituciones, agentes sociales y los Cuerpos de Seguridad en el caso de que se produzca una agresión.

Así, todos los participantes en la mesa han coincidido en la importancia de que los profesionales denuncien las agresiones, porque un incidente que no se denuncia es un incidente susceptible de repetirse en el futuro.

Observatorio de la Violencia

En este sentido, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha es una de las instituciones que forma parte del Observatorio de la Violencia, junto a organizaciones sindicales, colegios profesionales y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Este órgano ha permitido, desde su puesta en marcha, homogeneizar los criterios en las distintas gerencias con respecto a la prevención y a la actuación en caso de agresiones a profesionales del ámbito sanitario durante el ejercicio de su actividad.

Además, ha permitido poner en marcha medidas para detectar, prevenir y actuar en los campos necesarios para evitar o minimizar el número de incidentes.

“Queremos seguir en la misma línea que hemos seguido estos años, ofreciendo nuestra colaboración absoluta a todos los agentes implicados, pero, sobre todo, a aquellos profesionales que hayan sufrido cualquier tipo de agresión”, ha concluido.